lunes, 18 de agosto de 2008

Leire Olaberría logra el bronce en puntuación


La velocista guipuzcona se alzó con el tercer escalón del podio al finalizar por detrás de la holandesa Marianne Vos, que conquistó el oro, y la cubana Yoanka González, plata.


Olabarría aprovechó el último sprint puntuado para hacerse con el tercer puesto, empatada a puntos con la veterana Calle, pero la española se adjudicó el bronce gracias a que tuvo mejores posiciones.
Es la tercera medalla del ciclismo español en los Juegos de Pekín, tras los oros de fondo en carretera de Samuel Sánchez y de puntuación masculina en pista de Joan Llaneras.
El bronce de Pekín es el mayor éxito deportivo de Olabarría a sus 31 años.

sábado, 16 de agosto de 2008

Joan Llaneras gana el oro en la prueba de puntuación de ciclismo en pista.

- Joan Llaneras hizo valer su experiencia, la que se ha fabricado en 39 años de vida, la mayor parte de ellos sobre los velódromos, para lograr en Pekín su segundo oro olímpico en la prueba de puntuación, la última de su dilatada carrera deportiva.
Los dos títulos olímpicos, sumados a la plata de Atenas, hacen del mallorquín el único español que ha ganado medallas en tres Juegos consecutivos y el primero que supera el techo de los dos oros, ya que al título obtenido hoy hay que sumar el oro de Sydney 2000 y la plata hace cuatro años en Atenas.
Llaneras, que en los últimos años también suma cuatro Mundiales, aventajó por dos puntos al alemán Roger Kluge, 17 años más joven, y en cuatro al británico Chris Newton, de 34 años, campeón del mundo en 2002. Abajo del podio se quedaron algunos de los favoritos, como el bielorruso Vasili Kiryenka, que fue quinto, pero sobre todo el ruso Mikhail Ignatyev, el hombre que relegó a la plata a Llaneras en 2004 y que sólo pudo ser noveno. Estuvo demasiado pendiente del mallorquín y lo pagó caro.
El uruguayo Milton Wynants, plata en Sydney, sólo pudo ser decimoctavo, mientras que el argentino Juan Esteban Curuchet fue decimonoveno, un puesto por encima del chileno Marco Arriagada.
Llaneras se abrazó a su familia nada más terminar la carrera, feliz. Pensando en que se va en la cima de su trabajo. No se puede estar más arriba que en el primer escalón de un podium olímpico. Saludó a la reina Sofía y a la infanta Cristina, que asistieron a su gesta en el velódromo de Laoshan, un moderno recinto que desde fuera parece una nave espacial. La misma que llevó a las estrellas a Llaneras.
Su triunfo se gestó a partir del noveno sprint de puntuación, cuando comenzó a entrar en puja por los puntos. Antes había quedado al margen de las peleas, él y la mayor parte de los favoritos. Sólo el alemán Kluge parecía interesado en estos primeros escarceos para cimentar lo que a la postre fue su plata.
Llaneras prefirió tener paciencia. Como siempre. Renunció a la mitad de la prueba a la espera de su momento. Estaba demasiado vigilado, todos los focos sobre su dorsal número 11, todas las miradas sobre su rueda.
Hasta que llegó su momento, el que había aguardado pacientemente. Sacó la artillería pesada y no tuvo piedad. Recuperó vuelta en dos ocasiones, 40 puntos a su marcador, y se impuso en tres sprints. Entre una vigilancia extrema supo buscarse la vida, sobrevivir en una prueba donde la astucia y la intuición son tan importantes como la fuerza.
Al décimo sprint ya era segundo, por detrás de Kluge, y tres más tarde asaltó el liderato, que ya no cedió hasta el final. A falta de una vuelta ya era oro, pero el germano no lo sabía. Saltó con rabia para sumar los últimos puntos, que sólo le sirvieron para afianzar su segundo puesto.
Mientras Llaneras saboreaba plácido su triunfo, disfrutaba de su última carrera de puntuación. En dos días disputará la Madison de Pekín, pero esa no es su guerra. Todo lo que gane a partir de aquí será de más, su objetivo ya está cumplido.
Su rostro era el de la alegría total, la satisfacción del trabajo bien hecho. Llaneras cierra una carrera impresionante y lo hace como los grandes campeones, con un triunfo de gran repercusión, la sexta medalla olímpica del ciclismo en pista español.
Llaneras ha aportado dos oros y una plata. Jose Antonio Escuredo fue plata en Keirin en Atenas y Sergi Escobar bronce en persecución, el mismo metal que logró el equipo español de persecución en Grecia.

sábado, 9 de agosto de 2008

Samuel Sánchez, oro en la prueba de ciclismo en ruta

El español Samuel Sánchez se proclamó campeón olímpico en la prueba de ciclismo de fondo al batir en el esprint a sus compañeros de escapada al cabo de 245 kilómetros y dio a España la primera medalla en los Juegos de Pekín.
Sánchez, que sucede como campeón olímpico al italiano Paolo Bettini, invirtió un tiempo de 6h23:49 y batió sobre la línea, en un esprint cuesta arriba, al italiano Davide Rebellin y al suizo Fabian Cancellara.
Se trata de la primera medalla de oro que consigue España en la prueba olímpica de fondo. En contrarreloj lo fue Miguel Induráin en Atlanta'96.
El boliviano Horacio Gallardo y el chileno Patricio Almonacid tuvieron un efímero protagonismo al principio. Atacaron a los pocos minutos de la salida, cuando el pelotón recorría todavía las calles de Pekín, incluido el trayecto por la plaza de Tiananmen.
El pelotón les dejó hacer y eso permitió a la pareja sudamericana llegar al pie de la Gran Muralla con diez minutos de adelanto y pocas opciones de éxito.
Mientras por detrás comenzó a formarse el primer grupo con auténticas opciones de conseguir algo, un paquete de 25 hombres entre los que destacaban el español Carlos Sastre, flamante vencedor del Tour, el luxemburgués Kim Kirchen, el alemán Jens Voigt y el checo Roman Kreuziger. También estaba en el grupo el brasileño Murilo Fischer.
Fueron abriendo ventaja con el pelotón con la misma rapidez que se reducía la de los dos hombres de cabeza, que acabaron absorbidos.
La colaboración era buena y llegaron a gozar de más de cinco minutos de renta cuando habían pasado por segunda vez bajo la pancarta de meta.
El crecimiento de la ventaja hizo reaccionar a Rusia y a Estados Unidos, que comenzaron a tirar del pelotón, lo que hizo que la renta de los fugados fuera en descenso. En dos vueltas al circuito les restaron más de tres minutos.
Oscar Freire se vio obligado a retirarse por la dureza de la prueba, mientras que sus otros cuatro compañeros impusieron un ritmo duro en la cabeza de la carrera pensando en las opciones de Alejandro Valverde cuando faltaban 50 kilómetros para la meta.
La prueba se quedó en un partido entre España e Italia, entre Bettini y Valverde. El campeón de Austria, Christian Pfannberger, atacó a 32 km. de meta y ahora fueron los italianos quienes se ocuparon de la caza.
A 12 km. de meta atacó Andy Schleck y se llevó a Davide Rebellín y a Samuel Sánchez, pero por detrás llegó Cancellara para subirse al podio en un esprint cuesta arriba que coronó a Samuel Sánchez.



José Luis Abajo logra la medalla de bronce en esgrima

El madrileño José Luis Abajo 'Pirri' se ha impuesto en la lucha por la medalla de bronce al húngaro Gaborz Boczko, obteniendo así la segunda presea para los españoles en Pekín. Además, 'Pirri' ha entrado en la historia al ser el primer deportista español que logra una medalla en la esgrima, curiosamente un deporte originado en nuestro país.
Después de perder en semifinales ante el italiano Tagliariol, Abajo se ha repuesto a la perfección y, tras un choque muy disputado, se hizo con la victoria por 8 a 7 en el tiempo extra.

lunes, 4 de agosto de 2008

VACACIONES EN MALLORCA!!!!

Bueno, después de una semanita en Mallorca de vacaciones con las amigas y amigos de aquí, ya me quedan pocas horas para el regreso, una pena porque aquí se esta de lujo, por las mañanas playa, por las tardes mas playa y por las noches... fiesta, mucha fiesta, lo mejor de todo el finde que lo emos pasado en el yate de un amigo, viendo calitas desiertas (tomando el sol en ellas sin que nadie moleste, el silencio... esas arenas blancas....) por mallorca y esas preciosas vistas que hay, son increibles, aguas cristalinas que no hace falta ni ponerse las gafas de buceo para ver el fondo y como no esa visita que nos hicieron los delfines de vuelta al puerto increible, la tipica imagen de los delfines nadando a 1 metro del barco, casi casi los podíamos tocar. Esta claro que repetiré el viaje...

Aquí dejo algunas fotografias....
De fiesta






Visitando la isla con el barquito y de relax